Hilos tensores

Medicina estética

Hilos tensores

Tratamiento de medicina estética más eficiente para quien busca rejuvenecer sin ningún tipo de cicatriz

Los hilos tensores son uno de los tratamientos de medicina estética más eficientes para quien busca rejuvenecer sin ningún tipo de cicatriz. Actualmente, los hilos más utilizados son los hilos de polidioxanona (PDO), ya que son los más seguros y eficientes.
Este tratamiento favorece la formación de nuevas fibras de colágeno (neocolagénesis) y activa los fibroblastos y la síntesis de hialurónico endógeno, lo que hace que la calidad de la piel mejore y sea más elástica.
El tratamiento de hilos tensores o hilos mágicos consiste en la colocación de múltiples hilos en posiciones estratégicas para crear una red formada por vectores que actúan como soporte de los tejidos.
A través de la polidioxanona, el material del que están hechos los hilos, actúa favoreciendo la cohesión de las células y cien por cien reabsorbible por nuestro organismo.
Las zonas por las que más suelen aplicarse los hilos japoneses son en la cara y en el cuello, aunque también pueden extenderse a zonas como los brazos, el abdomen, las piernas y los glúteos.

Los hilos tensores son un tratamiento de medicina estética que se lleva utilizando desde los años 60, pero que desde hace unos años ha cogido más fama.
A través de esta técnica, se recupera la óptima distribución del volumen del rostro de una forma natural, por lo que se consigue un efecto V. Cada vez son más las personas que solicitan este servicio porque tiene unos resultados sorprendentes y porque conseguimos un efecto lifting sin cirugía.
Combatiendo la flacidez y la caída de la piel en cara y cuello, tensando el ovalo facial reposicionando los pómulos y reduciendo arrugas