Lifting facial

Cirugía estética

Lifting facial

Ayuda a mejorar los signos más visibles del envejecimiento

Esta intervención quirúrgica, llamada también ritidectomía, permite devolver una apariencia más joven a tu rostro.

A medida que envejecemos, los efectos de la gravedad, la exposición al sol y el estrés de la vida diaria se notan en nuestras caras. Se forman surcos profundos entre la nariz y la boca; las mejillas caen; aparecen alrededor del cuello grasa y arrugas.
Un lifting facial no puede detener este proceso; sin embargo, sí puede mejorar los signos más visibles del envejecimiento, tensando los músculos de la cara, eliminando el exceso de grasa y redistribuyendo la piel de la cara y el cuello.

Los candidatos ideales para someterse a un lifting son aquellas mujeres u hombres cuya cara y cuello comienzan a “caerse”, pero cuya piel conserva todavía cierta elasticidad. La mayoría de los pacientes tienen entre 40 y 60 años, pero también puede realizarse con éxito entre los 70 y 80 años. Se puede practicar tanto en hombres como en mujeres.

Partiendo de un análisis personalizado de cada paciente para decidir cuál es la mejor técnica para tratar de revertir el paso del tiempo en cara y cuello. Podemos optar por distintas técnicas o la combinación de ellas:

.Un lifting facial en quirófano
.Un lifting facial sin cirugía
.Una técnica combinada