Por favor seleccione una página para

Cirugía pezón y areola

Cirugía pezón y areola
9 septiembre, 2020 Clínica Neive
En Cirugía estética
cirugia pezon

Reconstrucción de pezón y areola

La areola y los pezones tienen un papel importante en la feminidad y, por tanto, en la autoestima . Algunas mujeres se encuentran descontentas debido a alguna alteración o disparidad tales como pezones invertidos o asimétricos, así como un tamaño desproporcionado de la areola por eso muchas optan por realizar una cirugía de pezón.

Por otro lado, en procesos de cáncer de mama, una de las formas de combatirlo consiste en realizar una mastectomía. Consiste en la extirpación del seno y, normalmente, el pezón (aunque hay diferentes opciones). El pezón y la areola son la fase final de la reconstrucción mamaria.

La cirugía de pezón  se realiza para que el seno reconstruido se parezca más al original. Tras la reconstrucción con implante o autógena, tienes la opción de someterte a un tratamiento de reconstrucción del pezón. Esto no es un proceso necesario, sino voluntario. Algunas mujeres se deciden y otras prefieren no hacerlo, es una decisión personal y tienes tiempo para pensarlo. Hay que darle tiempo al seno para cicatrizar tras la cirugía de reconstrucción.

Si estás considerando hacer una reconstrucción de pezón y/o areola, tienes distintas posibilidades:

Reducción de pezón

Para corregir la forma de pezones demasiado grandes o prominentes, que suelen dar lugar a inseguridades, tan solo se precisa una intervención sencilla mediante anestesia local.

Pezón invertido

En el caso del pezón invertido, es un tema que afecta al 2% de la población y puede darse en ambos pezones o solamente en uno. Esta anomalía puede afectar al proceso de lactancia. La corrección del pezón hundido es un procedimiento rápido (con anestesia local).

AVISO: Si la cirugía del pezón se da pasada la pubertad (y especialmente en un lado solamente), póngase en contacto con su ginecólogo para descartar que sea el síntoma de una patología.

Reconstrucción del pezón

Esta intervención dura alrededor de 45 minutos y no precisa ingreso hospitalario ni anestesia general. Se puede realizar con la piel que rodea a la zona donde se va a reconstruir el pezón o se puede realizar un injerto.

Prótesis de pezón

Existe una opción alternativa para aquellas que prefieren no someterse a más cirugía, son las prótesis de silicona y otros materiales. Son prótesis externas que se adhieren y luego pueden quitarse (de quita y pon, para entendernos mejor). Estas parecen y se sienten como pezones reales.

Tatuaje de pezón

Como solución alternativa a utilizar tejido para reconstruir el pezón, algunas mujeres prefieren tatuarse. Aunque a veces este tatuaje no es necesariamente un pezón, sino un dibujo significativo que les recuerde haber superado ese proceso, en este artículo hablaremos de las técnicas de reconstrucción. Los resultados más realistas se suelen obtener mediante tatuajes con una técnica 3D, que tengan en cuenta la profundidad y el relieve y jueguen con las sombras. Se puede utilizar una amplia gama de colores y, aunque los tatuajes tienden a atenuarse, siempre se puede proceder a realizar un repaso pasado un tiempo.

Reconstrucción de areola

Para la areola podemos plantear un injerto de piel, tras haber reconstruido el pezón. Esta técnica logra que se disimule un poco más la cicatriz de la mastectomía.

Reducción de areola

También se trata de una intervención sencilla, en la que el cirujano elimina el círculo exterior de la areola. La cicatriz, debido a su localización en el borde de la areola, es prácticamente imperceptible.

Si estás interesada o quieres informarte sobre esta o cualquier otro tipo de intervención estética consulta nuestra web o pásate por nuestra Clínica Médico Estética en Calle Dr. Fleming, nº1, en Armilla, Granada. Solicita tu primera cita gratis, realizamos un estudio de tu fisionomía y te damos presupuesto sin ningún compromiso ¡Anímate!